Skip to content

La ilusión de un niño no es como la vagina de una monja

21 diciembre 2009

Bueno mi propósito siempre es el de cambiar el mundo, pero aunque eso es un pelín peliagudo, mi propósito real, en estas fechas dónde los regalos resultan ser lo mas emocionante, es pedir que la ilusión de los niños no se relacione siempre con cosas que se puedan comprar. A este paso los niños estarán abastecidos por fuera, por inmensidad de productos que los papás han comprado, pero vacíos por dentro, como la vagina de una monja, o como los testículos de Nacho Vidal. Es así de fuerte!!!!

Juli
julianlcon@hotmail.com

One Comment leave one →
  1. carla permalink
    24 diciembre 2009 7:15 pm

    completamente de acuerdo! basta de llenarles el cuarto de trastos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: